Con respecto al día de Sta. Cecilia

Del día 22 de Noviembre, extraído de una plática con mi hermano.

Hoy es el día del músico. Me han felicitado unas 5 personas hasta el momento y en mi huso horario aún no se ha llegado al mediodía. Es un menester que encuentro curioso, de principio, por dos razones: yo mismo no he estado consciente de la existencia de “un día del músico” en el último par de años, a pesar de reiterados recordatorios y, la otra, no me considero uno. Dejando de lado esta despistada situación, puedo pensar que lo he intentado y tal vez no he estado muy lejos de serlo, incluso puede que haya estado cerca por momentos.

Toda esta sorpresiva situación me ha dejado algo pensativo y he llegado a la conclusión, ya asidua en mí, de que no soy un aficionado a las felicitaciones. Por lo menos, si yo fuera músico no estaría esperando a que me felicitaran, y no por ser un amargado ingrato al que le da igual si se acuerdan de él o no. No lo esperaría porque no encuentro el punto al cual amarrar la felicitación. Yo creo que, si fuera músico,  este día me pasaría por la tarde limpiando cualquiera que fuese mi instrumento, tal vez a una guitarra le compraría un juego de cuerdas nuevo, o bien, una lengüeta al que sería mi querido saxofón, encontraría un buen paño y comenzaría pacientemente a pulir el cuerpo femenino de mi fiel compañera o lustraría los brillantes ornamentos del elegante saxofón. Tal vez hoy no tocaría nada y solamente escucharía los álbumes preferidos de mis ídolos. O quizás podría pasear un rato por los alrededores imaginando melodías.

Yo me imagino que los músicos, inclusive, no tienen mucha idea del nombre de los días en los que viven. Si uno, por momentos se pierde entre tiempo y espacio, ya me veo en el interior de la cabeza de un músico con millones de canciones escuchadas atiborradas, miles de ideas sobre las cuales escribir melodías, cantidad de escalas que, dependiendo de la instrucción de cada uno, pueden o no tener nombre. Me parece que probablemente tengan muchas más cosas de mayor importancia que enaltecerse en el día que les han obsequiado.

Yo me alegro por ti, mi musical hermano. Me alegro de que tengas este día que te hará recordar que, por sobretodo, hay que disfrutar cada uno de los de tu vida. Que cada experiencia dulce y amarga tiene mínimamente un dejo de encanto, y de eso los músicos, creo, tienen basto conocimiento.

No sé si vaya yo, estrictamente, a felicitar a alguno hoy solo porque es su día. Los felicito por su decisión de entregarse a una magia casi palpable. Sería más fácil que entendieran una felicitación así. Estoy tentado a apostar que la mayoría de los músicos ni siquiera les ha pasado por la cabeza que hoy es simplemente Viernes 22 de Noviembre.

 

Noviembre, 2013.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s